Los apuntes del podcast con Dorothy’s Red Shoes

Esta semana viene a aportar su experiencia la reconocida blogger Raquel Canseco, de Dorothy’s Red Shoes. Es autora del blog que debe ser visita obligada para aquellas parejas que están organizando su fiesta de casamiento y referente del mundo beauty y moda en España. Hoy explica su filosofía de vida mientras echamos unas risas porque, “¿Quién necesita ser perfecta cuando puede ser feliz?”

Lo más importante de vuestra boda es que la disfrutéis

Muchas veces cedéis a distintos tipos de presiones para hacer cosas que no os gusta: invitar al pariente lejano con el que no hablan hace años, llevar un vestido que no te agrada y un montón de ejemplos más. Estos son pequeños detalles que se acumulan y hacen que no disfrutéis vuestra boda tanto como lo hubieseis querido. Raquel y Marta llegan a la conclusión de que no debéis hacer nada para complacer a otros durante vuestra boda, y esto implica a todo el proceso de preparación también. Al fin y al cabo, cada pequeña decisión que toméis durante los preparativos de la boda influirán en esta. Así que debéis sentiros cómodos con cada cosa que elijan. La fiesta pasará muy rápido y cuanto más y mejor aprovechéis cada segundo de ella, menos os terminaréis arrepintiendo. Si hacéis cosas que complacen a los demás pero no a vosotros, perderéis valioso tiempo.

Las nuevas tendencias y cómo prepararse para la boda:

La filosofía de vida de Raquel es que no se necesita ser perfecta, sino que lo importante es ser feliz. Y esta misma premisa la trae consigo cuando ofrece sus consejos sobre moda, maquillaje y belleza. En sus propias palabras: “hay una tendencia que me gusta mucho, y es que la gente está empezando a pasar olímpicamente de las tendencias”.

Por supuesto que las tendencias en moda os puede ayudar a elegir un estilo que vaya con vosotras, pero es importante no limitarse a estos mandatos. La novia super producida ya no impacta tanto. Simplemente debéis ser vosotras mismas, algo más natural. No estamos diciendo que no os maquilléis, sino que puedan ser reconocidas como vosotras mismas detrás del maquillaje, el peinado y el vestido. Las que os casáis sois vosotras, ¡que se note!

Todo esto no implica que no te cuides como te gusta hacerlo, sino que no lo hagáis solo porque llega vuestra boda. Si tienes deseos, tiempo y dinero para hacerte un tratamiento de cualquier tipo, ¡adelante! Pero tened en cuenta que no debe ser vuestra prioridad número uno.

Por otro lado, lo que Raquel sí destaca como importante son las partes del cuerpo que más hablan: los ojos, la boca y las manos. Estas tres cosas sí deben tener especial atención porque son las más expresivas (y sabemos que las expresiones en una boda lo son todo). Sobre todo en este contexto, los ojos hablan por sí solos cuando tenemos el resto de la cara tapada. En resumen, los trabajos de manicura, maquillaje en los ojos y ortodoncia son cruciales para lucir bien en la boda. Algo muy importante a tener en cuenta: en caso de que sea necesario algún trabajo de ortodoncia que requiera tiempo, asegúrate de comenzarlo con tiempo suficiente para tenerlo finalizado para el día de tu boda.

No lo olvidéis: naturalidad, ojos, boca, manos y actitud ¡Esto último lo es todo!

Errores a evitar: las sorpresas…

Ya os hablamos sobre los problemas que suponen las sorpresas durante la boda en otro episodio de Houston con Le Chef (Si no lo oísteis ¿a qué esperáis? ). En esa ocasión eran sorpresas por parte de los invitados, pero en esta oportunidad hablamos de las que las parejas les hacen a sus invitados. Raquel pone de ejemplo una anécdota que le tocó vivir: durante una boda, la fiesta se detuvo para cantarle el cumpleaños feliz a un invitado, ¡pero había otro cumpleañero más al que no agasajaron!

¿Os imagináis esa situación? ¡Crees que te están felicitando por tu cumpleaños, pero al final no sólo festejaron el de alguien más, sino que olvidaron por completo del tuyo!

Evitadles este mal momento a vuestros invitados. Raquel aprendió de ese error y para su boda no sólo se aseguró de que nadie más cumpliera años ese mismo día, sino que la celebración fue bastante más discreta. A la hora del postre, el cumpleañero recibió una gran tarta felicitándolo, pero ningún otro invitado se enteró. Esto os evita caer en el error antes mencionado y, además, evitarle pasar un horrible momento de protagonismo a un invitado más bien tímido.

Sin lugar a dudas hay muchas otras cosas de las que hablamos con Raquel que no os podéis perder, así que echad un vistazo a nuestro canal de YouTube o a nuestro podcast en Spotify para enteraros de todo. No olvidéis que el próximo viernes tendremos un nuevo invitado de lujo para que os ayude con los preparativos de vuestra boda. ¡Hasta la semana que viene!

¡Suscríbete!

¡Apúntate para recibir nuestras noticias de Ensu y Houston Tenemos Una Boda!